cirurgia plástica reparadora

A menos que la nariz de una persona sea muy distintiva, la preferencia acerca de la cirugia estetica de nariz es QUE NO SE NOTE. Y en todo caso, si se nota mucho la operación, dada la apariencia inicial, el paciente preferirá que, a partir de la operación, que NADIE hable de ese procedimiento. La vieja nariz quedará enterrada en las fotos que se salvaron, en el secreto que se ha de develar a la pareja cuando haya confianza, y en la graciosa expresión de que “ojalá el bebé no vaya a sacar mi nariz de antes” que saca risas, o molestias en el baby shower. Depende de cómo te lo tomes.

Pero no hay nada de malo en tratar de mejorar el foco de tu rostro. Pero está en ti cómo te sientas, ya que, si te sientes incómoda por la apariencia de tu nariz antes de la cirugía, debes recordar que, aparte de la apariencia, la nariz que heredaste tenía muchas más incomodidades: rinitis, desviaciones que comprometían tu respiración, espolones óseos que obstruían el paso de aire, dependencia a costosos inhaladores repletos de corticoides… Y, la decisión de operarse la nariz, no fue meramente estética. Eso lo crees más tú que quienes te rodean, pero la mejoría estética, sólo fue una consecuencia afortunada de un trabajo que debía ser exhaustivo: había que poner a trabajar apropiadamente a tu nariz. La mejora estética fue un plus. Deberías estar orgullosa de eso. Matar dos pájaros de un tiro es una decisión inteligente.

Muchas veces, el paciente olvida lo que lo llevó al consultorio, al quirófano, y la nueva comodidad respiratoria que alcanza, hace fácil olvidarse de que se operó por necesidad y su nariz era incompatible con la higiene respiratoria. Pero nunca te olvides de eso. No eres una persona superficial por el hecho de que, aparte de las incomodidades que tenías, tu nariz tampoco te agradaba.  Tienes todo el derecho a verte hermosa, respirar bien, dormir sin apnea, oxigenar tu cerebro, y si un cirujano plástico puede darte todo eso, ¡adelante! ¡Presume que has invertido inteligentemente en tu salud y quedaste regia!

Los mejores cirujanos plásticos, se encargarán de que la apariencia sea bella y natural: somos de esa clase de gente metódica que busca belleza y funcionalidad, proporción y proyección atemporal a través de tu marco, para ofrecerte naturalidad y, sobre todo, ¡que tu hermoso rostro y resultados, hablen por nosotros!

Así que la cirugia estetica de nariz no es un asunto superficial del que te debas avergonzar: es la muestra del despliegue de un trabajo conjunto: el tuyo por ofrecer un lienzo perfecto, tu inteligencia para elegir ponerte en excelentes manos, y las de un cirujano plástico especializado, que hará de tu rostro una pulcra muestra de sus habilidades. Eres un ejemplo de que la medicina estética avanza, trabaja y cumple, un testimonio diario y una paciente modelo: nada para avergonzarte, ¿no?  El médico no se avergonzará de tus resultados, estará orgulloso de ti y serás parte de su galería como referencia de belleza. Entonces ¿Por qué tú no te das un poquito de crédito también?

La ayuda de un cirujano plástico certificado como el Dr. Alvarado, será de gran utilidad en caso de dudas. Ubícalo en Sófocles 115, Polanco, Distrito Federal, o a los teléfonos 5557-5954 | 5557-5972 y agenda una cita con un profesional de trayectoria y reconocimiento que resuelva todas esas cuestiones que tienes en mente.

Cirugía plástica en CDMX ¡Donde la naturalidad y salud integral es la meta!